loader image

SPB: sitio oficial de la Superliga Profesional de Baloncesto | SPBVEN.com

  • Home
  • Destacados
  • Carl Herrera: “La final de 1990 es una de las mejores que ha tenido la liga”

Carl Herrera: “La final de 1990 es una de las mejores que ha tenido la liga”

Esta temporada se cumplen 50 años de la creación del baloncesto profesional en Venezuela. Por ello, queremos recordar las historias y hazañas que han marcado a todos durante estos años, contado por los propios protagonistas, comenzando con el histórico Carl Herrera.

Carl Herrera mantiene intacto en su memoria remembranzas de lo que fueron sus inicios en los tabloncillos criollos, en aquel entonces con el uniforme del extinto equipo Bravos de Portuguesa y que lo catapultaron a convertirse en el primer venezolano en participar en la considerada mejor liga del mundo, la NBA. 

“Mi primer año jugando la liga (Especial) fue en el 82, con la Selección Nacional de Venezuela de mayores, que se preparaba para los (Juegos) Panamericanos del 83, y luego incursioné con el equipo Bravos de Portuguesa”, puntualizó Herrera.

Si bien su comienzo como profesional estuvo marcado por éxitos individuales, entre los que se cuenta el premio a Novato del Año (1984), además de varios lideratos de bloqueos (1986, 1987, 1989) y de rebotes (1989), en lo colectivo ocurría todo lo contrario. El conjunto iracundo atravesaba por una situación difícil, de la que Carl no fue ajeno.

“Fuero muchos años dolorosos, años fuertes en los que no clasificábamos y para nosotros terminaba la temporada muy pronto, hasta que en 1990 tuve la oportunidad de regresar desde la Universidad de Houston y ya había firmado con el equipo del Real Madrid. Llegué a Venezuela para seguir manteniéndome físicamente y acepté jugar con el equipo Portuguesa”, esbozó Herrera, antes de evocar un episodio que marcó un hito, tanto para él, como para el baloncesto venezolano.

“Estaba Diego Vásquez que ahora está conmigo (asistente técnico de Spartans), que era un gran compañero, un gran amigo. Nos reunimos y hablamos sobre la situación. Comenzamos a entrenar, se buscó al coach (Oscar) Silva. Empezamos a buscarle la vuelta al equipo, para que compaginara, nos quedaban 14 partidos y teníamos que ganarlos todos y lo logramos. Ganamos todos, milagrosamente, ya sea por un punto, por una cesta fallada (del rival) y ese fue el gran año que eliminamos a Trotamundos, que contaba con aquella camada de jugadores como Sam Shepherd, Iván Olivares, Rostyn González, tenían casi la mitad de la selección nacional”, rememoró Herrera, refiriéndose al afamado club carabobeño, que de algún modo mantenía una hegemonía en el circuito.

Aunque haber eliminado a los cabrialenses no fue la única proeza alcanzada en dicho torneo del 90. Pues contra todo pronóstico, el inadvertido conjunto portugueseño se catapultó a la cúspide para hacerse con el máximo trofeo y Herrera marcó junto a sus compañeros su propio legado.

“Nosotros éramos un equipo humilde, con muchas deficiencias, que logró vencer al vigente campeón y luego nos enfrentamos al equipo de Marinos (en la última instancia), que también podía ser un equipo difícil, con Gabriel Estaba. La cenicienta éramos nosotros, íbamos un partido a la vez, de hecho, hubo un partido memorable en Guanare en el que tuve la oportunidad de meter un triple y ganar el juego. Obviamente eso cambió la tónica de la final y nos dio la oportunidad de ganar por primera vez un campeonato en Portuguesa”, contó visiblemente nostálgico, con voz atragantada y lágrimas brotando de sus ojos quien terminó quedándose con el premio como Jugador Más Valioso de esa inolvidable campaña.

“No se habla mucho de ese equipo, porque quizás la identidad, los jugadores que teníamos no eran tan resaltante el nombre de ellos para el torneo, aunque para mí esa es una de las mejores finales que ha tenido la liga venezolana en su historia”, concluyó el también campeón con los Houston Rockets en las temporadas 1993-1994 y 1994-1995, con los que se convirtió en el primer latinoamericano en ganar un título de la NBA.

Scroll to Top